Borrado de Micropigmentación, Microblading y Tatuaje

¿Por qué se producen resultados negativos en la Micropigmentación?

La micropigmentación es una técnica de implantación de pigmentos en la piel que permite dotar de forma y color a diferentes partes del cuerpo, como cejas, ojos, labios, zona capilar, areolas mamarias, etc.

Sin embargo, como ocurre en todos los tratamientos estéticos, lamentablemente los resultados no siempre son los deseados o previstos. Si bien hay que reconocer que la micropigmentación es una técnica compleja, la causa principal de estos resultados insatisfactorios suelen ser errores por parte de los profesionales que realizan la técnica. Algunos ejemplos de estos casos, son cejas rojizas o moradas, ojos azules, labios morados, etc. La mayoría de estas situaciones son debidas a que el técnico no ha escogido bien el pigmento a aplicar, eligiendo un tono incorrecto para esa persona por no haber hecho una correcta valoración de su tono de piel y pelo. También puede ocurrir que la profundidad de trabajo no haya sido correcta lo que provoca una expansión de la tinta, que el diseño previo no sea el adecuado (cejas demasiado arqueadas o desiguales..), etc. Esto desemboca en un malestar lógico y comprensible en el cliente. ¿Qué se puede hacer en estos casos?

¿Cómo se puede solucionar eliminar una micropigmentación?

Estos son los tres métodos más empleados como despigmentación para ocultar un tratamiento de micropigmentación no deseado: camuflaje, eliminación por láser y eliminación por remover.

El camuflaje (cover), no se puede considerar estrictamente un método de borrado, ya que realmente consiste en una corrección con micropigmentación. La principal ventaja que presenta este método es un coste más accesible respecto a otras alternativas. La mayor desventaja del camuflaje reside en que el pigmento no se elimina como tal, sino que se aplica nuevo pigmento sobre la tinta que no se desea mostrar. Por tanto, el resultado no siempre es óptimo, y tampoco es aplicable en todos los casos, ya que en algunas personas sólo se consigue aclarar el color.

Por ejemplo, en un tratamiento realizado a excesiva profundidad (tipo tatuaje, aunque se haya comercializado como micropigmentación), no se va a obtener buenos resultados. Una corrección conlleva un gran complejidad, puesto que se micropigmenta sobre un anterior tratamiento, y esto implica ciertas limitaciones para el profesional que desempeña el trabajo. En MicroStetic Madrid realizamos tratamiento de camuflaje, pero siempre es necesario realizar una valoración previa de cada caso, para así informar al cliente de las expectativas reales de mejora.

Respecto al método de eliminación por láser, en principio sí conseguiremos eliminar la tinta durante el transcurso de varias sesiones. Si bien hasta hace unos años, la técnica de eliminado de pigmento mediante láser era la opción más recomendada y demandada, esta alternativa también presenta sus desventajas. Conviene recordar que el borrado no siempre se produce en todos los colores, ya que dependerá de las longitudes de onda a las que se manipule el láser (cada longitud de onda elimina un color en concreto, y un dispositivo láser de calidad que permite trabajar en un amplio espectro puede tener un coste superior a 8.000 €, por lo que pocos centros pueden hacer esa inversión en aparatología).

Por consiguiente, el laser NO es una técnica altamente selectiva, ya que no siempre permite conseguir un borrado uniforme, y es frecuente que sólo se consigan resultados parciales. También hay que recalcar que en algunos casos también puede producir reacciones alérgicas, así como aparición de cicatrices. En pieles de color negro no se puede aplicar.

El Método más eficaz para eliminar micropigmentación: “Remover” Químico

El método despigmentante más novedoso, eficaz y que requiere menos sesiones, es el “Remover” químico, por la que se considera la solución definitiva para borrado de micropigmentación, microblading y tatuajes.

Este tratamiento consiste en la aplicación de una emulsión despigmentante que reacciona químicamente con el pigmento, y provoca su ascenso hasta la superficie de la piel, de modo que pueda ser retirado cómodamente. Por tanto, a diferencia del láser, se descarta el riesgo de aparición de cicatrices en la piel y lesiones cutáneas, al tratarse de un método con pH altamente alcalino (no ácido).

El Remover también es un método selectivo que no discrimina entre colores, lo que facilita un borrado uniforme. Resulta válido para todo tipo de tintas independientemente del color, y se puede emplear también en pieles oscuras.

En MicroStetic Madrid ofrecemos este exclusivo método despigmentante a nuestros clientes. Normalmente son necesarias 2 ó 3 sesiones, aunque resulta imposible determinarlo con exactitud ya que existen algunas variables que no podemos conocer con certeza (el tipo de tinta aplicada o la profundidad a la que se haya trabajado previamente, etc.)

En cada aplicación, se va perdiendo parte del pigmento hasta eliminarlo por completo. El precio son 180 € para la primera sesión, y 150 € las restantes despigmentaciones en caso de ser necesarias.